• Diego López

Mastodon – Hushed And Grim| Explorando la Condición Humana a Golpe de Metal.


Publicación: 29/Octubre/2021 | Género: Heavy Metal | Sello: Reprise Records | Producción: David Botrill


País: Estados Unidos



“HUSHED AND GRIM” es un viaje a los lugares más recónditos de la condición humana, un inteligente trabajo sonoro en el que voces e instrumentos logran alcanzar cotas de experimentación nunca antes vistas en Mastodon. De lejos, una de las mejores noticias musicales de 2021.

Si hay una banda que ha vivido varias etapas bien diferenciadas en su existencia, esa ha sido Mastodon. Inicialmente los conocimos por practicar un Metal endemoniado que podría calificarse de Slugde o Stoner en una trilogía discográfica de alto calibre conformada por “REMISSION” (2002), el aclamado “LEVIATHAN” (2004) y “BLOOD MOUNTAIN” (2006), aunque en este último ya dejaban entrever el talante progresivo que estaban a punto de mostrar en un rompedor “CRACK THE SKYE” (2009) y un tal vez menos inspirado “THE HUNTER” (2011), ambos conformarían el periodo más experimental. Por último, en sus más recientes “ONE MORE ‘ROUND THE SUN” (2014) y “EMPEROR OF SAND” (2017) optaron por coquetear en ocasiones con sonidos más comerciales, sin por ello perder su identidad sonora.


Con semejante trayectoria, no era fácil predecir por dónde se movería el cuarteto con “HUSHED AND GRIM”, pero, un par de meses después de su salida, creo que podría resumirse de la siguiente forma: su LP más ambicioso, largo (es el primer álbum doble de su discografía) y diverso hasta la fecha. Si tuviera que compararlo con alguna obra previa, aunque a la hora de la verdad tengan características diversas, lo veo más cercano al “CRACK THE SKYE”.


En parte, “HUSHED AND GRIM” es un álbum conceptual ya que el contenido lírico de esta obra nació del dolor que la pérdida de su mánager, Nick John, despertó en ellos. Por ende en las 15 canciones que conforman la obra se respira un tono oscuro y más reflexivo que de costumbre

Analizando el contenido meramente musical del disco, podemos hablar, por un lado, de los números marcados por un sonido más crudo y eléctrico. En este saco podríamos incluir “Savage Lands” (el doble pedal de Brann Daylor te golpeará directamente en las tripas), “Pushing The Tides” y “Teardrinker”, ambas presentadas previamente como singles, “The Crux” (mucha atención al salvaje “I feel pressure” que grita Troy en el estribillo) o “More Than I Could Chew” (no puedes perderte el interludio tétrico en el que Daylor repite en bucle la tétrica frase de “I have lost my way”).


Por otro lado urge hablar de aquellas canciones en que el grupo originario de Georgia ha traspasado su propia barrera creativa. Aquí hay que incluir “Dagger”, en la que sorprenden con un instrumental liderado por un sitar de aura mística, un número complejo por su desarrollo como “Globblers Of Dregs” (la dupla guitarrera conformada por Brent y Bill es de las mejores del Metal contemporáneo), una melódica “The Beast” (bárbara interpretación de Hinds al micrófono) o las descorazonadoras “Had It All” (con Kim Thayil de Soundgarden tras la guitarra) y “Eyes Of Serpents” que dan fe del luto imperante en toda la placa.


Habrá fanáticos que prefieran sus trabajos más incisivos, así como otros que opten por sus LPs más comerciales (para gustos los colores y en el caso de Mastodon, un conjunto tan variopinto, es normal la diversidad de opiniones), pero nadie puede negar que lo que el grupo ha logrado en las composiciones aquí presentes no lo encontrarás en ninguna obra previa.


LO MEJOR: La experiencia sonora tan diversa y compleja que encontraremos en cada pieza aquí incluida. Es lo que sucede cuando tu banda está conformada por cuatro artistas magnánimos de la talla de Troy Sanders, Brent Hinds, Brann Daylor y Bill Kelliher que no han dejado de progresar como músicos y, al mismo tiempo, como compositores.


CALIFICACIÓN: 9







24 visualizaciones
ENTRADAS DESTACADAS
TAGS

Únete a nuestra "Lista de correo"

Recibe todas nuestras actualizaciones