• GABRIEL LEMUS GRANADOS

Hace 46 años se publicó el álbum "Sabotage" de Black Sabbath | Recuento de las tribulaciones


Publicación: 28/Julio/1975 | Género: Heavy Metal/Hard Rock | Sello: Vertigo

Producción: Black Sabbath/Mike Butcher | País: Inglaterra


La primera mitad de los años 70s supuso para Black Sabbath una maratón, publicando álbum tras álbum, mientras realizaban giras intermedias. En 1975, habían alcanzado el estrellato mundial, algo que ni en sus sueños más salvajes se imaginaron. Pero había un precio a pagar: carga de trabajo, agotadora física y emocionalmente. Muy a pesar de lo anterior, la seguridad financiera de estos rockstars no parecía precisamente "segura". Fue en ese punto que sus peores sospechas se hicieron verdad, iniciando así una ardua batalla legal contra su ex manager.


El bajista Geezer Butler declaró en alguna ocasión sobre la realización del sexto LP de la banda:


"Estábamos literalmente en el estudio, tratando de grabar. Y Estábamos firmando declaraciones juradas y todo. Es por eso que se llama 'Sabotaje', porque sentimos que todo el proceso estaba siendo totalmente saboteado por todas esas personas que nos estafaban".

Muchas drogas, abogados, demandas y locura total fueron la fórmula para crear uno de los álbumes más raros de Black Sabbath. Ozzy Osbourne en los gritos, Tony Iommi y Geezer Butler en los riffs y Bill Ward en el ritmo, hicieron a propósito, un corte alejado de los aparadores, de los hits y de las listas de popularidad, convirtiéndose en el primer larga duración de Black Sabbath en no lograr ventas de platino. Musicalmente, el redondo se aleja por momentos de la pureza Heavy Metal de Sabbath, "Sabotage" tiene más bien un buen grado de experimentación e irreverencia psicodélica. Sin pistas clásicas, -Pero delicioso de principio a fin. Un álbum que nos invita al headbanging, a subirle al volumen y a disfrutar del Rock N' Roll mientras nos ponernos nuestra playera de Black Sabbath y nos dejamos crecer el cabello, y algunos la barba-. Marcaría el final de una época gloriosa de la banda.


Lo mejor: "Symptom of the Universe", agresiva y pesada; "Megalomania" es una joya con cambios melódicos, por momentos lenta y espesa pero con explosiones absolutas de energía, su letra aviva la locura que plantea todo el álbum; "The Thrill of it All" tiene clase; y "The Writ", la canción larga del disco, es un juego lento perfectamente jugado, pues transita entre el Rock Clásico, el Metal, e incluso coquetea con el Progresivo.


Calificación: 9



Twitter@GabrielLemusG

Instagram@gabriellemusgranados

28 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
ENTRADAS DESTACADAS
TAGS

Únete a nuestra "Lista de correo"

Recibe todas nuestras actualizaciones